sábado, 1 de julio de 2017

Cuentos para Adultos Fantásticos


disponible en Guatemala

Librería
Casa del Libro
5a. calle 5-18 zona 1
Interior Casa de Cervantes
Tel. 22321785
librosdelacasa@gmail.com
chitopacheco@hotmail.com
www.librosdelblog.blogspot.com

domingo, 4 de junio de 2017

Cuestión de ternura

(a propósito de las Jornadas a la Memoria de Luis de Lión)

La hecatombe significó
el final de los tiempos.
La mía, por supuesto.
Ustedes me sobrevivieron.
Debían trascender la oscuridad
para buscar la esperanza.

Ellos, los del rostro oculto,
quisieron quemar la palabra
eliminado el poema
y triturando los sueños.

Dejé escondida mi ternura
en las manos de la madre
del padre que llora
de las compañeras de las jóvenes
que jugaron a esconderse
de la maldad de los hombres.

La misma guadaña que segó mis utopías
insiste en cegar las visiones
y acallar las voces
de los que me sobrevivieron.

La hoguera no era para las niñas,
ni para los libros,
ni para los sueños.

El fuego debía surgir del corazón del hombre
de la tierra fértil
del color rojo de las flores y su olor a rocío;
de la pasión del Volcán de Fuego
y de la opulencia del Volcán de Agua.


El fuego debía ser calor humano
antorcha
guía
calor de hogar.
Y no combustión de sueños
y deseos de libertad.

¿Qué harán ahora ustedes
los que me sobreviven?
¿A dónde irán con mi memoria?

Sé que acontece la ternura
cuando dos o más recuerdan mi nombre
y descubren el rostro que nombran mis palabras.
Ese es mi legado.

El olvido es la peor de las injusticias.
Hay que encontrar el camino de retorno
a la esperanza
y que nadie más
ni el pájaro más frágil
deba morir al querer volar.

viernes, 3 de marzo de 2017

Desvestir Santos y Otros Tiempos


Mi nuevo libro editado por Alas de Barrilete en conjunto con La Maleta Ilegal

Algunos cuentos en:
www.esquisses.net/2017/02/tania-hernandez/

Reseña de Maya Juracán para Barrancópolis
http://barrancopolis.com/la-rebeldia-de-la-mujer-esta-desnudandose/

El empoderamiento y la emancipación de la feminidad en cada uno de sus personajes hace que este libro me sepa certero, creíble e icónico. Madres, hijas, niñas, prostitutas, mujeres enamoradas, abusadas y violentadas…


La primera vez que vi el libro Desvestir Santos y otros tiempos de Tania Hernández (que tiene en la portada una ilustración de Gustavo León) fui advertida: “dicen que no es suficientemente feminista”. La imagen mostraba a una mujer en el acto de desvestirse, pero no se le veía el rostro.

Saldré de mí para ser lo que soy. Saldremos del nunca para ser lo que somos, fuimos siempre. Perras que ladran rabia, perras que ladran vida. Ustedes, nosotras, ellas. Hasta que los muros que nos niegan empiecen a temblar.

Tania hace uso de una prosa ágil y nos lleva a una posición de reconocimiento femenino. Sus relatos nos sumergen en la sensación de ser mujer. Una parte de construirse como feminista la constituye el reconocimiento de nuestra posición en el mundo, en los personajes del libro que Tania describe de forma sutil y sencilla algunas veces estos son partícipes de ese reconocimiento aunque en otras ocasiones la desventura las hace ajenas de esa luz.

Jugando con la moral religiosa, la autora presenta a unas mujeres que provocan a los dogmas a través de una fuerza satírica dentro de ellas. La moral es una acción impuesta y patriarcal, donde en base a estereotipos se ridiculiza las acciones comunes. Los escenarios en Desvestir Santos y otros tiempos son cotidianos pero no comunes, nos atraviesan en base a fechas específicas un sentir del simbolismo de la conmemoración, se trata de una narrativa visual y poética.

Aunque se habla de violencia, se logra transformar esta en un símbolo de resistencia y sobrevivencia. Como a veces las conversaciones tradicionales se convierten en luchas individuales por conservar la esencia de tu propio yo.

Las historias no se me hicieron ajenas, todas fuimos ellas, cuando las primeras nociones de nuestro género se imponían y por momentos nos embargaba la desolación, Tania logra a través de una sátira subyacente traernos de vuelta la sonrisa, reflexionar sobre lo bello que es aprender a vernos felices.

La sangre atraer a los lobos, a los coyotes y a los depredadores. Eso le dijo su madre la primera vez que sangró. Pero ella aprendió que para no dejar de sangrar no había que cerrar las piernas, sino abrirlas abrirlas mucho para que el lobo mayor entre o para que los lobitos salgan… Ella es una oveja continuamente preñada de lobos.

El empoderamiento y la emancipación de la feminidad en cada uno de sus personajes hace que este libro me sepa certero, creíble e icónico. Madres, hijas, niñas, prostitutas, mujeres enamoradas, abusadas y violentadas, hablan de desvestir el imaginario patriarcal, de evidenciar y provocar. Pero lo dicen sin verse, se reconstruyen sin darse cuenta de lo bello que es estar desnuda, para nosotras mismas.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Algunas ideas sobre diversidad y tolerancia

El nivel óptimo de inclusión al que deberíamos intentar llegar es a no ver al “otro” como una desviación de la norma (que soy yo y los míos) que debe tolerarse, ni siquiera como una “irregularidad” del sistema, a quien debe tratarse de forma especial, sino en reconocer que el yo y mi circunstancia son solo una de muchas circunstancias posibles. Es así que yo, como hetero no soy la norma en la que los LGBTII son una desviación, sino que el ser hetero es solo una posible preferencia e identidad entre muchas. El yo ser cristiana no es la única religión posible, en la que yo tolero otras religiones y espiritualidades (que deba considerar erróneas), sino que es solo una forma entre muchas de experimentar lo divino. Yo, en mi mestizaje, soy solo una mezcla posible de todas las millones de mezclas que han habido, hay y habrán sobre la tierra. Yo, con mis capacidades limitadas, necesito de herramientas y apoyos para lograr en conjunto y con los recursos adecuados aquello que sola no puedo lograr, como todos nosotros necesitamos en mayor o menor medida ayuda para ser lo mejor que podemos ser. Yo soy única, tan única como todos mis coterráneos de este planeta tierra. Soy solo una posibilidad entre miles de millones. La única norma posible en este planeta diverso es la diversidad.

martes, 26 de enero de 2016

Liberando los pensamientos negativos

Me había logrado contener durante casi media hora. Pero cabal en el momento en el que el instructor nos instaba, con voz de monje tibetano, a que expulsáramos de nuestra mente todos los odios y pensamientos negativos, mi gripe se empoderó y me hizo estornudar tan fuerte, que uno de mis pensamientos más verdes y pegajosos se quedó adherido a la punta de su nariz. Salí corriendo avergonzada. Antes de salir para siempre de su clase, lo volteé a ver. Creo que me miraba con odio


martes, 19 de enero de 2016

Nada nuevo bajo el sol

Por Tania Hernández

Mario se sienta en el sofá a la par de Damiana, agarra el control y prende la televisión.

- ¿Cómo te fue hoy?
- No muy bien. Muy poco trabajo.
- ¿Nada interesante que contar?
- Nada.

Mario cambia de canales, buscando algún programa interesante. Después de pasar varias telenovelas y teleshopings, por fin encuentra una película de acción.

- Te vi saliendo de un motel por la Roosvelt.

Él se sonroja sin voltear a mirarla.

- Cierto, llevé a unos clientes y los llegué a recoger cuando terminaron.
- Unos clientes...en taxi...ajá...

Mario se da cuenta que la película que están viendo la habían pasado ya la semana anterior.

- ¿Ves? – dice señarlando al televisor – Todo es igual. Todo se repite. Como hoy. Como siempre. Como aquella primera vez que fuimos tú y yo, ¿te acuerdas? La pareja que llevé hoy también... Fue una sensación muy extraña. Él salió del trabajo, ella lo espera a la vuelta para que los demás compañeros no los vean salir juntos. Ella llevaba una falda azul y una blusa que se podía abotonor y desabotonar y que dejaba entrever su sostén blanco. Él, nervioso, sudaba colonia por todos los poros... Me acuerdo cómo fruncías la nariz cuando te fui a recoger al restaurante, que quedaba a dos cuadras del predio.

Damiana frunce la nariz y luego el ceño. Sería una buena oportunidad para decirle a Mario que cambie de una vez ese maldito perfume. En el televisor, los amantes se abrazan y se tiran juntos a la cama. Mario agarra el control con impaciencia, pero no cambia de canal. Damiana se acurruca en una esquina del sofá, alejándose de Mario.

- Te llamé y no me contestaste.
- Sí, dejé el celular en la casa.
- Muy oportuno – piensa Damiana en voz baja, y luego dice en tono de reproche - hoy es nuestro aniversario.
- Ahh, lo siento.

En el televisor los amantes se vuelven a vestir.

- Cuando te llamé iba camino al restaurante en donde me pasaste a recoger aquel primer día. Ahora es un restaurante de lujo. Pensaba invitarte a cenar con el bono que me dieron en el banco. Llamé a Juancho para que me llevara. Al verme llorar me convenció que volviera casa. No me cobró el viaje. Dijo que era porque es amigo tuyo y porque ese era su regalo de aniversario. Al despedirnos, me abrazó y me dijo que no lo tomara a la tremenda y que había que celebrar de todas maneras. En el tono de sus palabras sentí que había lástima. Odio que me tengan lástima.

Damiana vuelve a fruncir la nariz, ahora recordando el perfume y el olor intenso del sudor de Juancho. Mario no sabe qué decir. Se levanta del sofá y va al dormitorio a buscar el celular que dejó olvidado en la mañana. Se vuelve a sentar y busca el historial de llamadas. Hay cinco llamadas perdidas de Damiana. En el televisor los amantes huyen de la policía en un descapotable. Sus perseguidores les dan alcance y los matan. En cuanto empiezan los créditos Mario apaga el televisor.

- Podemos ir el fin de semana a celebrar, si quieres.

Damiana lo mira a los ojos y se desabrocha la blusa. Él se acerca sin ganas y le besa los pechos sobre el sostén blanco. Aparte de los perfumes de siempre, encuentran las huellas de nuevos cuerpos en las pieles, tantas veces recorridas. Eso los excita, como siempre que salen a buscar olores nuevos. Se besan, se acarician, se muerden, se aprietan y, con rabia y deseos renovados, (re)hacen violentamente el amor.




martes, 25 de agosto de 2015

Caza de citas

"La belleza verdadera está en los interiores" – escuchado en una tienda de lencería.

"Haz bien sin mirar a quien" – jingle para la colección de antifaces "50 sombras"

"Lo que no se mata, engorda" - anuncio de espermicida

"El que quiere celeste que se vaya a otro lado" - dicho en una tienda de feliches latex.

"La brevedad es la hermana del talento, o qué hacer cuando el tamaño sí importa." – contaportada de un libro de magia.

"Al mal polvo evitar la risa." – consejo tibetano

"Nadie muere por amor, si dice la palabra clave a tiempo." – dicho en la escena s/m

"Para gustos los colores." – leyenda bajo los condones con sabor.

"Haz con los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti" – cuadro colgado en un club de swingers.

"La segunda venida está cerca" - leído en la etiqueta de un aceite para masajes íntimos.

"No hay cuarto malo" - propaganda de un motel temático.

"Nunca entregues las llaves de tu corazón, ni las de tus esposas." - reglas de un juego de cama.

"La mujer imprudente lo enseña todo, la virtuosa deja algunos juguetes para después."