sábado, 21 de febrero de 2015

La ilusión de la comunicación

Aquiles nunca alcanzará a la tortuga. Para ello tendría que recorrer la distancia a través de todos su prejuicios, y ellos, como ya supo explicarlo Zenón, son infinitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada