lunes, 9 de mayo de 2011

Ausencias


Con el paso de la ausencia, sus palabras exhalan cada vez más sustancia. Las lees, las relees, las tomas, las bebes, les das vuelta, les sacudes los significados obvios, acaricias los entrelineados, las aprietas contra el pecho cada vez que se te enfría el alma.
Con tanto uso las plabras se achiquitan.
Se desdibujan.
Se borran.
Se caen

Y, cuando más las necesitas te das cuenta que el tiempo, ese cruel succionador de recuerdos, las ha dejado vacías.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ... y las ideas que las palabras expresan son un idioma muerto

    ResponderEliminar